El Decreto se refiere a las viviendas, no a las propiedades comerciales o terrenos, y cubre las propiedades en venta (tanto las de nueva construcción como las de reventa), así como las de alquiler a largo plazo.

El objetivo del Decreto es conseguir una mayor transparencia en el mercado inmobiliario andaluz a través de la facilitación de información completa a los consumidores para que puedan tomar decisiones con conocimiento de causa.

Todos los establecimientos que vendan o alquilen inmuebles en Andalucía deben llevar un cartel que diga: "El consumidor tiene derecho a que se le entregue una copia del correspondiente Documento Informativo Abreviado de la vivienda". Este aviso debe colocarse junto a la otra señal requerida que se refiere al derecho de los consumidores a tener acceso al libro de reclamaciones del establecimiento.


Nota

  • La inserción en RESALES-ONLINE de los datos relativos a la ley andaluza (Decreto 218/2005) no implica que el inmueble se ajuste plenamente a la ley.

  • Cada AGENTE MIEMBRO es responsable del cumplimiento de esta ley por parte de su empresa y será el único responsable en caso de multas o requerimientos resultantes de cualquier inspección oficial.

  • A los AGENTES MIEMBRO que muestren listados de propiedades de otros AGENTES MIEMBRO en los escaparates de sus oficinas se les aconseja que previamente verifiquen con el agente del listado que la(s) propiedad(es) cumple(n) con la ley. En el caso de una inspección, usted será responsable como en los puntos anteriores.


¿Encontró su respuesta?